septiembre 16, 2008

De la salud en chile

Hoy me puse medio triste porque creo que Fonasa es un servicio insostenible y segmentario.

¿Y por qué pensé esto?

Porque el individualismo que poseemos de estar preocupándonos por nosotros mismos nos hizo olvidar que al pagar una Isapre "nos" aseguramos salud para "nosotros". Pero olvidamos completamente a los pobres e indigentes, aportando a la gran diferencia social existente en el país. Y después culpamos al gobierno de lo pésimo de nuestra salud si nosotros mismos les estamos dando toda la responsabilidad, donde los con mayores recursos aportan a instituciones privadas y solo los más pobres y desvalidos aportan al servicio publico, y es fácil darse cuenta que con ese aporte no tendrá futuro ni mejoras salvo que el gobierno siga manteniéndolo mientras los con mayores poderes adquisitivos mantienen a las privadas.
Si nosotros con nuestros fondos los entregamos a corporaciones privadas corporaciones que la mayoría de los que la integran piensan en ganar dinero solamente (no encuentro mal la parte de "ganar dinero" pero si la del "solamente"), es cosa de ver donde están ubicadas simplemente y además la hacen fundamentándose en el miedo de lo que no existe de posibles accidentes y a veces cuando se necesitan de verdad a algunos les ponen trabas.

Pero con eso no se contribuye ni se aporta a la Salud de los más pobres e indigentes de Chile.
Es algo que me imagino que cada vez sera más imposible controlar y que solo una administración correcta de los medios del gobiernos puede mantener en cierta medida, pero que no evitara colas de esperas, hospitales saturados y horas para un par de meses después.

Poniendo un ejemplo simple simplista quizás por mi falta de conocimiento, pero si para la Teletón se hacen estadísticas que donando 500 pesos por chilenos se suele batir la meta, tengo claro que los montos para la salud deben ser muchisimos más grandes que una meta de un par de días. Pero que seria de la salud nacional si los chilenos donaran el 7% mensuales a fondos públicos bien administrados quizás con participación privada pero no enfocadas en el cliente, ni en las empresas sino en los pacientes.

Todavía es algo utópico tener algo más equilibrado pero estoy seguro que con un gobierno eficiente en finanzas, logística, administración en resumen meritocrático sería posible una mejora que de un paso inicial a que Fonasa Sea un Opción para todos y no solo para los excluidos de Isapres.

De otra manera sera imposible, nadie querrá dejar la alternativa en que uno es atendido de manera rápida sin colas eternas, con mejores cuidados y mayores tecnologías. Por colas eternas, horas con plazos de meses, esperas en camillas en pasillos, aglomeraciones que suelen poner más en peligro a los pacientes, atenciones a la ligera por verse ocupados o sobrecargados el personal de salud.

1 comentario:

  1. no me gusta mucho hablar de la salud, porque me voy en esas voladas que duran horas jajaja...pero en fin, la ocasión lo amerita.
    Mi familia y yo obviamente, antes pertenecíamos a una isapre equis, bacán, teníamos mil facilidades, pagabamos menos, yo me operé de apendicitis y pudimos pagar un clínica privada...todo bien...hasta cuando llegó esa crisis ecónomica que no le falta a ninguna familia de clase media baja, resultado: tuvismo que convertir nuestro plan de salud a fonasa.
    Ahora preferimos no enfermarnos, la espera siempre es eterna, no cubre todas las especialidades y aún siendo una ayuda para las familias más pobres del país es una completa paradoja, hay médicos que salen mucho más caro que en un isapre. Este país va de mal en peor.

    ResponderEliminar